Archivo de la categoría: Sondeos

Periodismo y rigor: España, tercer país en consumo de sexo de pago. ¿De verdad?

Autor: Ansgar Seyfferth

“España es el tercer país del mundo que más consume sexo de pago, después de Tailandia y Costa Rica.” Es el rotundo titular que dejó la reciente visita de Mabel Lozano al programa de televisión “Un tiempo Nuevo” de Cuatro con motivo del estreno de su último documental “Chicas Nuevas 24 horas” sobre la lacra de la prostitución y la trata de personas. Coincide con afirmaciones de otros medios españoles a lo largo de los últimos años, aunque el segundo país no sería Costa Rica sino Puerto Rico (que en realidad no es un país soberano sino un territorio asociado a los Estados Unidos). Pero al margen de esta confusión y la gravedad del fondo de la cuestión, se plantea la duda de cómo se mide el consumo de algo tan opaco como el sexo de pago y si disponemos de datos fiables de todos los países del mundo para una afirmación así.

amsterdam-2551_1280

Sigue leyendo

PROBABILIDADES DE VOTO A PARTIDOS POR LOS SUELOS

Autor: Álvaro Marchante

La confianza en la clase política sigue sin dar muestras de recuperarse, los líderes políticos siguen en sus posiciones más bajas –a pesar de los cambios en algunos partidos–, la desafección y la desmovilización siguen aumentando y la probabilidad de votar a cualquier partido se está desplomando a gran velocidad.

Como podemos ver en la GRÁFICA 1, hay más de un 22% de la población que rechaza completamente votar por cualquier partido[1][2], habiendo subido más de 7 puntos esta opción desde las elecciones del 2011. Los que en una escala del 0 al 10 en probabilidad de voto están en 3 o por debajo han aumentado en 12 puntos en el mismo período y los que están en 5 o por debajo –dato que tiende a coincidir con la abstención real en elecciones– ha subido más de 23 puntos. Aunque en la encuesta de julio de 2014 no se realizó esta pregunta para Podemos, la tendencia sigue aumentando.

1. PROBABILIDAD DE VOTO A CUALQUIER PARTIDO (%)Estos datos son una constatación más del frágil e inestable momento político que está atravesando España, donde Rajoy recientemente aparece en encuestas mundiales como el líder político con menor aprobación, y no hay percepciones de cambio en el horizonte[3].

Sigue leyendo

CAÑETE PARECE UN BUEN CANDIDATO, PERO EL PP NO TIENE CONFIANZA

Autor: Álvaro Marchante

“Hemos reservado lo mejor para el final”, eran las palabras de Rajoy cuando presentaba en Toledo al cabeza de lista del PP para las elecciones europeas: Miguel Arias Cañete. El hasta ahora Ministro de Agricultura del PP es el ministro mejor valorado; tiene mejor valoración que Rajoy y que Rubalcaba; entre los votantes del PP es el segundo ministro mejor valorado superando también a Rajoy; cuenta con una notable aceptación entre el electorado de UPyD; aceptables valoraciones en el centro y centro-izquierda y buenas valoraciones en la derecha; además tiene una larga experiencia de relaciones con la Unión Europea (datos correspondientes al CIS 3011 de enero 2014).

Hay numerosos argumentos por los que podemos justificar que Miguel Arias Cañete es un buen o un mal candidato. Veamos un par de opiniones de expertos en comunicación sobre el hasta ahora ministro antes de continuar:

José Luis Sanchis (pionero de la consultoría política en España): tiene unos atributos buenos, por ejemplo, conocimiento. Conoce fuertemente los temas europeos, los temas agrarios, es un hombre acostumbrado al debate. Puede que no te guste su estilo, pero es un hombre con buenos atributos. Creo que se manejará bien.

Luis Arroyo (consultor de comunicación): Como candidato no está mal. Pero con él el PP no podrá evitar el tortazo monumental que le espera con respecto a comicios anteriores, gane o pierda con el PSOE, que es otra cuestión. La decepción con el PP es tan grande que nadie podrá evitar el desastre. Ni aunque el PP reclutara al papa Francisco.

Valoraciones Cañete y Rajoy

De entrada las opiniones parecen buenas. El recuerdo que se tiene de Cañete como ministro tal vez proceda más de la época de Aznar (en especial con el trasvase del Ebro). En esta legislatura ha pasado bastante desapercibido. Nadie puede dudar de su experiencia como político y, dado que siempre ha estado cerca de los temas agrícolas, de su experiencia en el trato con las instituciones europeas. Aunque no tiene un conocimiento generalizado. Más de un tercio de la sociedad no le conoce. Sigue leyendo

LAS ENCUESTAS Y SU TRATAMIENTO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN – ¿CUÁNDO CONVIENE DESCONFIAR?

Autor: Ansgar Seyfferth

Las encuestas son una herramienta poderosa e imprescindible para medir estados de opinión, percepciones o experiencias de un colectivo, como puede ser la población de un determinado territorio, pero también la clientela de una empresa, los usuarios de un servicio, la audiencia de un medio, etc. Sin embargo, demasiadas veces este propósito se ve desvirtuado – en ocasiones incuso intencionadamente con fines manipuladores – por un diseño inadecuado del cuestionario, una muestra no representativa, un análisis incorrecto o incompleto de las respuestas o una interpretación errónea de los resultados en los medios de comunicación, como ilustraremos a través de una serie de sencillos ejemplos que cubren los problemas más típicos.

Sigue leyendo

LA ABSTENCIÓN COMO PROTESTA

Autor: Álvaro Marchante

La sociedad está enfadada con los políticos y su forma de demostrarlo se va evidenciando en los sondeos. El 43% de los entrevistados no sabe a quién votará o no lo haría y el promedio de la legislatura es del 37,2% (en las dos legislaturas de Zapatero el valor promedio fue de 26,4% y para las dos de Aznar de 28,1%, según los datos del CIS).

Estos datos han llevado a los analistas a especular que podría producirse la mayor abstención de la historia de la democracia. Y podrían tener razón, puesto que escasamente el 50% de los encuestados (CIS 2993) ve probable votar a algún partido en la actualidad (con un valor igual o superior a 6 en una escala de 0 a 10 para cualquier partido); en la encuesta preelectoral del CIS (2925) del 2011, esta probabilidad era de casi el 69%, exactamente el dato de participación de dichas elecciones.

Desgraciadamente, esta pregunta es muy escasa en los sondeos y por tanto no podemos comparar los datos. No obstante, hemos creado una escala que sí nos lo permite con las siguientes categorías:

  1. Personas que siguen absteniéndose (lo hicieron en 2011 y lo harían hoy de haber elecciones): entre el 9 y el 11% durante la legislatura. Cerca de la mitad no se posiciona ideológicamente y más de un 25% en el 5, es decir, la ideología no les resulta determinante. Valoran muy mal a todos los líderes políticos (por debajo del tres). Se ha multiplicado por seis en esta categoría las personas que ven a la corrupción como el primer problema de España (pasa del 2,1% al 13,3%). Menos del 10% ve probable votar por algún partido. Estas personas están fuera del sistema y parece que no quieren entrar en él.
  2. Nuevos abstencionistas (votaron en 2011 y dejarían hoy de hacerlo): entre el 7 y el 13%. Se mantienen constantes en torno al 30% los que no se posicionan ideológicamente, a pesar del incremento. Es decir, es el público menos ideologizado el que va optando por esta categoría. No obstante, el mayor incremento se ha dado entre las personas que se consideran de derechas (de 7 a 10). La media de edad cada vez es más alta, lo que nos indica que las personas mayores (las consideradas como más fieles en su voto) comienzan a desmovilizarse. El número de parados que pasa a la abstención se ha doblado. Valoran cada vez peor a Rajoy y a Rubalcaba (en torno al 2), Cayo Lara y Rosa Díez están mejorando su valoración en este grupo (superando al 3 y al 4 respectivamente y creciendo). Los que ven la corrupción como el primer problema se han multiplicado por 4 (pasa del 3,2 al 12,9%). Sólo el 25% ve probable votar a algún partido. Este grupo está prácticamente fuera del sistema.
  3. No saben todavía a quién votarán: entre el 13 y el 22%. La mayoría sabe posicionarse ideológicamente, pero es también el grupo que más se posiciona en el centro. El número de parados que elige esta categoría se ha doblado. Rajoy también ha quemado su imagen en este grupo (cerca del 2), Rubalcaba no consigue mejorar su posición (al contrario, está cerca de bajar del 3), mientras que Cayo Lara se mantiene estable (cerca del 4) y Rosa Díez empeora ligeramente su imagen (bajando del 4,5 al 4). Es la categoría que menor importancia da a la corrupción como primer problema. Sin embargo, los que valoran al paro como el primer problema personal han aumentado en 13 puntos (del 28,6% al 41,7%). Sólo el 32% ve probable votar a algún partido (en el sondeo preelectoral de 2011, el dato era del 43% –de los cuales terminó votando el 78%–, lo que nos viene a decir que este grupo se está desmovilizando).
  4. Seguirían votando (votaron en 2011 y votarían ahora): entre el 47 y el 60%. Más del 90% se autoposiciona ideológicamente y es la categoría que menos se define como 5 de ideología (punto considerado neutral). Es decir, estas personas son las más ideologizadas y las que menos se están desmovilizando. Ha caído en torno a tres puntos el número de parados que seguiría votando. Rajoy está empeorando muy notablemente su valoración (ya está por debajo del 3), Rubalcaba se mantiene (sobre el 3,5), Cayo Lara y Rosa Díez se mantienen (por encima del 4). El 74% ve probable votar a algún partido –no obstante, en la encuesta preelectoral este dato era del 86%–.
  5. Resto (fundamentalmente nuevos votantes, personas que se abstuvieron y hoy votarían o los que no contestan): entre el 9 y el 10%. No destacan por nada en particular en la ideología. La mitad estaría dispuesta a votar a algún partido –datos  similares a los de la encuesta preelectoral del 2011–.

Tabla categorias votantes Sigue leyendo

¿RELACIÓN CAUSA-EFECTO O CAUSA-DEFECTO? CUIDADO CON LAS CONCLUSIONES PRECIPITADAS

Autor: Ansgar Seyfferth

¿El café acorta la vida? ¿Los empleados públicos son mejor pagados que los privados? ¿Las amas de casa son más conservadoras y católicas que las mujeres trabajadores? Preguntas como estas suelen ser mucho más difíciles de responder de lo que puede parecer a primera vista. Y es que la deducción precipitada de una relación causa-efecto de cualquier asociación o correlación es una de las fuentes más extendidas de interpretaciones erróneas, que frecuentemente confunden – o manipulan intencionadamente – a la opinión pública, como ilustraremos con unos ejemplos.

Hay una percepción generalizada que el café perjudica la salud, que parece tener su justificación en la mayor mortalidad (ajustada por edad) de los bebedores de café, nuevamente confirmada el año pasado en un estudio muy amplio. Pero en aparente contradicción con esta tendencia, en el mismo estudio el café se revela como un factor reductor de la mortalidad, cuando en el análisis se incluyen otros hábitos que pueden influir en la mortalidad, como  el consumo de tabaco y de alcohol, la dieta y la práctica de ejercicio físico. Resulta que los bebedores de café tienen mayor tendencia a hábitos poco saludables, por lo que su mayor mortalidad sería más bien debido a dichos hábitos y no al café, que hasta podría (véase el último párrafo de este artículo) contrarrestar en parte el efecto perjudicial de los malos hábitos. Por lo tanto, si la comparativa se lleva a cabo entre personas que salvo su consumo de café tienen los mismos hábitos, los bebedores de café tienen una mortalidad inferior, pero paradójicamente de media su mortalidad es superior, debido al mayor peso relativo de los bebedores de café en los grupos de peores hábitos y por tanto mayor mortalidad.

Sigue leyendo

¿OTRO PASO HACIA EL FINAL DEL BIPARTIDISMO?

Hace algo más de un mes publicamos un artículo en el que explicábamos la situación de “crisis” que está viviendo el bipartidismo en España. Con la publicación del CIS de abril dicho análisis queda actualizado con este artículo por la relevancia de los datos que presenta.

La estimación de voto muestre que el Partido Popular está en el 34% (entre 3,6 y 9,7 puntos por encima del resto de sondeos) y el Partido Socialista en el 28,2% (entre 1,1 y 7,3 puntos por encima del resto de sondeos). En las siguientes gráficas podemos ver que tanto para el PP como para el PSOE, el CIS está siendo muy prudente. En el caso del PSOE, siempre lo está mantiendo entre las posciones más altas de lo que indican el resto de sondeos. Pero en el caso del PP, el dato de abril abre una brecha entre el resultado del CIS y el del resto de sondeos. Lo que parece indicar que está siendo muy prudente al realizar las estimaciones o que su modelo para realizar las estimaciones no se adapta a la realidad cambiante en la que estamos inmersos.

Diferencias de estimación entre el CIS y el resto de sondeos

Diferencias de estimación entre el CIS y el resto de sondeos con medias móviles.

Sigue leyendo