Archivo de la etiqueta: abstencion

PROBABILIDADES DE VOTO A PARTIDOS POR LOS SUELOS

Autor: Álvaro Marchante

La confianza en la clase política sigue sin dar muestras de recuperarse, los líderes políticos siguen en sus posiciones más bajas –a pesar de los cambios en algunos partidos–, la desafección y la desmovilización siguen aumentando y la probabilidad de votar a cualquier partido se está desplomando a gran velocidad.

Como podemos ver en la GRÁFICA 1, hay más de un 22% de la población que rechaza completamente votar por cualquier partido[1][2], habiendo subido más de 7 puntos esta opción desde las elecciones del 2011. Los que en una escala del 0 al 10 en probabilidad de voto están en 3 o por debajo han aumentado en 12 puntos en el mismo período y los que están en 5 o por debajo –dato que tiende a coincidir con la abstención real en elecciones– ha subido más de 23 puntos. Aunque en la encuesta de julio de 2014 no se realizó esta pregunta para Podemos, la tendencia sigue aumentando.

1. PROBABILIDAD DE VOTO A CUALQUIER PARTIDO (%)Estos datos son una constatación más del frágil e inestable momento político que está atravesando España, donde Rajoy recientemente aparece en encuestas mundiales como el líder político con menor aprobación, y no hay percepciones de cambio en el horizonte[3].

Sigue leyendo

Anuncios

LA ABSTENCIÓN COMO PROTESTA

Autor: Álvaro Marchante

La sociedad está enfadada con los políticos y su forma de demostrarlo se va evidenciando en los sondeos. El 43% de los entrevistados no sabe a quién votará o no lo haría y el promedio de la legislatura es del 37,2% (en las dos legislaturas de Zapatero el valor promedio fue de 26,4% y para las dos de Aznar de 28,1%, según los datos del CIS).

Estos datos han llevado a los analistas a especular que podría producirse la mayor abstención de la historia de la democracia. Y podrían tener razón, puesto que escasamente el 50% de los encuestados (CIS 2993) ve probable votar a algún partido en la actualidad (con un valor igual o superior a 6 en una escala de 0 a 10 para cualquier partido); en la encuesta preelectoral del CIS (2925) del 2011, esta probabilidad era de casi el 69%, exactamente el dato de participación de dichas elecciones.

Desgraciadamente, esta pregunta es muy escasa en los sondeos y por tanto no podemos comparar los datos. No obstante, hemos creado una escala que sí nos lo permite con las siguientes categorías:

  1. Personas que siguen absteniéndose (lo hicieron en 2011 y lo harían hoy de haber elecciones): entre el 9 y el 11% durante la legislatura. Cerca de la mitad no se posiciona ideológicamente y más de un 25% en el 5, es decir, la ideología no les resulta determinante. Valoran muy mal a todos los líderes políticos (por debajo del tres). Se ha multiplicado por seis en esta categoría las personas que ven a la corrupción como el primer problema de España (pasa del 2,1% al 13,3%). Menos del 10% ve probable votar por algún partido. Estas personas están fuera del sistema y parece que no quieren entrar en él.
  2. Nuevos abstencionistas (votaron en 2011 y dejarían hoy de hacerlo): entre el 7 y el 13%. Se mantienen constantes en torno al 30% los que no se posicionan ideológicamente, a pesar del incremento. Es decir, es el público menos ideologizado el que va optando por esta categoría. No obstante, el mayor incremento se ha dado entre las personas que se consideran de derechas (de 7 a 10). La media de edad cada vez es más alta, lo que nos indica que las personas mayores (las consideradas como más fieles en su voto) comienzan a desmovilizarse. El número de parados que pasa a la abstención se ha doblado. Valoran cada vez peor a Rajoy y a Rubalcaba (en torno al 2), Cayo Lara y Rosa Díez están mejorando su valoración en este grupo (superando al 3 y al 4 respectivamente y creciendo). Los que ven la corrupción como el primer problema se han multiplicado por 4 (pasa del 3,2 al 12,9%). Sólo el 25% ve probable votar a algún partido. Este grupo está prácticamente fuera del sistema.
  3. No saben todavía a quién votarán: entre el 13 y el 22%. La mayoría sabe posicionarse ideológicamente, pero es también el grupo que más se posiciona en el centro. El número de parados que elige esta categoría se ha doblado. Rajoy también ha quemado su imagen en este grupo (cerca del 2), Rubalcaba no consigue mejorar su posición (al contrario, está cerca de bajar del 3), mientras que Cayo Lara se mantiene estable (cerca del 4) y Rosa Díez empeora ligeramente su imagen (bajando del 4,5 al 4). Es la categoría que menor importancia da a la corrupción como primer problema. Sin embargo, los que valoran al paro como el primer problema personal han aumentado en 13 puntos (del 28,6% al 41,7%). Sólo el 32% ve probable votar a algún partido (en el sondeo preelectoral de 2011, el dato era del 43% –de los cuales terminó votando el 78%–, lo que nos viene a decir que este grupo se está desmovilizando).
  4. Seguirían votando (votaron en 2011 y votarían ahora): entre el 47 y el 60%. Más del 90% se autoposiciona ideológicamente y es la categoría que menos se define como 5 de ideología (punto considerado neutral). Es decir, estas personas son las más ideologizadas y las que menos se están desmovilizando. Ha caído en torno a tres puntos el número de parados que seguiría votando. Rajoy está empeorando muy notablemente su valoración (ya está por debajo del 3), Rubalcaba se mantiene (sobre el 3,5), Cayo Lara y Rosa Díez se mantienen (por encima del 4). El 74% ve probable votar a algún partido –no obstante, en la encuesta preelectoral este dato era del 86%–.
  5. Resto (fundamentalmente nuevos votantes, personas que se abstuvieron y hoy votarían o los que no contestan): entre el 9 y el 10%. No destacan por nada en particular en la ideología. La mitad estaría dispuesta a votar a algún partido –datos  similares a los de la encuesta preelectoral del 2011–.

Tabla categorias votantes Sigue leyendo