Archivo de la etiqueta: CIS

PROBABILIDADES DE VOTO A PARTIDOS POR LOS SUELOS

Autor: Álvaro Marchante

La confianza en la clase política sigue sin dar muestras de recuperarse, los líderes políticos siguen en sus posiciones más bajas –a pesar de los cambios en algunos partidos–, la desafección y la desmovilización siguen aumentando y la probabilidad de votar a cualquier partido se está desplomando a gran velocidad.

Como podemos ver en la GRÁFICA 1, hay más de un 22% de la población que rechaza completamente votar por cualquier partido[1][2], habiendo subido más de 7 puntos esta opción desde las elecciones del 2011. Los que en una escala del 0 al 10 en probabilidad de voto están en 3 o por debajo han aumentado en 12 puntos en el mismo período y los que están en 5 o por debajo –dato que tiende a coincidir con la abstención real en elecciones– ha subido más de 23 puntos. Aunque en la encuesta de julio de 2014 no se realizó esta pregunta para Podemos, la tendencia sigue aumentando.

1. PROBABILIDAD DE VOTO A CUALQUIER PARTIDO (%)Estos datos son una constatación más del frágil e inestable momento político que está atravesando España, donde Rajoy recientemente aparece en encuestas mundiales como el líder político con menor aprobación, y no hay percepciones de cambio en el horizonte[3].

Sigue leyendo

LA ABSTENCIÓN COMO PROTESTA

Autor: Álvaro Marchante

La sociedad está enfadada con los políticos y su forma de demostrarlo se va evidenciando en los sondeos. El 43% de los entrevistados no sabe a quién votará o no lo haría y el promedio de la legislatura es del 37,2% (en las dos legislaturas de Zapatero el valor promedio fue de 26,4% y para las dos de Aznar de 28,1%, según los datos del CIS).

Estos datos han llevado a los analistas a especular que podría producirse la mayor abstención de la historia de la democracia. Y podrían tener razón, puesto que escasamente el 50% de los encuestados (CIS 2993) ve probable votar a algún partido en la actualidad (con un valor igual o superior a 6 en una escala de 0 a 10 para cualquier partido); en la encuesta preelectoral del CIS (2925) del 2011, esta probabilidad era de casi el 69%, exactamente el dato de participación de dichas elecciones.

Desgraciadamente, esta pregunta es muy escasa en los sondeos y por tanto no podemos comparar los datos. No obstante, hemos creado una escala que sí nos lo permite con las siguientes categorías:

  1. Personas que siguen absteniéndose (lo hicieron en 2011 y lo harían hoy de haber elecciones): entre el 9 y el 11% durante la legislatura. Cerca de la mitad no se posiciona ideológicamente y más de un 25% en el 5, es decir, la ideología no les resulta determinante. Valoran muy mal a todos los líderes políticos (por debajo del tres). Se ha multiplicado por seis en esta categoría las personas que ven a la corrupción como el primer problema de España (pasa del 2,1% al 13,3%). Menos del 10% ve probable votar por algún partido. Estas personas están fuera del sistema y parece que no quieren entrar en él.
  2. Nuevos abstencionistas (votaron en 2011 y dejarían hoy de hacerlo): entre el 7 y el 13%. Se mantienen constantes en torno al 30% los que no se posicionan ideológicamente, a pesar del incremento. Es decir, es el público menos ideologizado el que va optando por esta categoría. No obstante, el mayor incremento se ha dado entre las personas que se consideran de derechas (de 7 a 10). La media de edad cada vez es más alta, lo que nos indica que las personas mayores (las consideradas como más fieles en su voto) comienzan a desmovilizarse. El número de parados que pasa a la abstención se ha doblado. Valoran cada vez peor a Rajoy y a Rubalcaba (en torno al 2), Cayo Lara y Rosa Díez están mejorando su valoración en este grupo (superando al 3 y al 4 respectivamente y creciendo). Los que ven la corrupción como el primer problema se han multiplicado por 4 (pasa del 3,2 al 12,9%). Sólo el 25% ve probable votar a algún partido. Este grupo está prácticamente fuera del sistema.
  3. No saben todavía a quién votarán: entre el 13 y el 22%. La mayoría sabe posicionarse ideológicamente, pero es también el grupo que más se posiciona en el centro. El número de parados que elige esta categoría se ha doblado. Rajoy también ha quemado su imagen en este grupo (cerca del 2), Rubalcaba no consigue mejorar su posición (al contrario, está cerca de bajar del 3), mientras que Cayo Lara se mantiene estable (cerca del 4) y Rosa Díez empeora ligeramente su imagen (bajando del 4,5 al 4). Es la categoría que menor importancia da a la corrupción como primer problema. Sin embargo, los que valoran al paro como el primer problema personal han aumentado en 13 puntos (del 28,6% al 41,7%). Sólo el 32% ve probable votar a algún partido (en el sondeo preelectoral de 2011, el dato era del 43% –de los cuales terminó votando el 78%–, lo que nos viene a decir que este grupo se está desmovilizando).
  4. Seguirían votando (votaron en 2011 y votarían ahora): entre el 47 y el 60%. Más del 90% se autoposiciona ideológicamente y es la categoría que menos se define como 5 de ideología (punto considerado neutral). Es decir, estas personas son las más ideologizadas y las que menos se están desmovilizando. Ha caído en torno a tres puntos el número de parados que seguiría votando. Rajoy está empeorando muy notablemente su valoración (ya está por debajo del 3), Rubalcaba se mantiene (sobre el 3,5), Cayo Lara y Rosa Díez se mantienen (por encima del 4). El 74% ve probable votar a algún partido –no obstante, en la encuesta preelectoral este dato era del 86%–.
  5. Resto (fundamentalmente nuevos votantes, personas que se abstuvieron y hoy votarían o los que no contestan): entre el 9 y el 10%. No destacan por nada en particular en la ideología. La mitad estaría dispuesta a votar a algún partido –datos  similares a los de la encuesta preelectoral del 2011–.

Tabla categorias votantes Sigue leyendo

4 ESTRATEGIAS EN LAS COMPARECENCIAS SOBRE BÁRCENAS

Autor: Álvaro Marchante

Después de las presiones de los partidos políticos, de la prensa nacional e internacional y de los ciudadanos, Rajoy ha comparecido ante la cámara de diputados (en el Senado, puesto que el Congreso estaba en obras) para explicar su situación y la de su partido en cuanto al llamado “caso Bárcenas”. Como ya vimos anteriormente, la corrupción es uno de los temas que más preocupan a la sociedad y que los sondeos del CIS van mostrando continuamente.

A lo largo de una sesión de este estilo en el que han comparecido más de diez personas, pueden darse diferentes estrategias. Éstas pueden resumirse en cuatro según Ries y Trout (Guerra del Marketing):

  • Defensa: sólo la puede hacer el líder, los movimientos competitivos siempre deben ser bloqueados. Cubrir los puntos débiles antes de recibir ataques.
  • Ataque: atacar al líder. Buscar la debilidad en la fortaleza del líder y atacar ese punto. Lanzar el ataque en un frente tan estrecho como sea posible.
  • Flanqueo: debe hacerse dentro de un área poco o nada disputada. La sorpresa táctica debe ser un elemento importante del plan. La persecución es tan fundamental como el ataque en sí mismo.
  • Guerrillas: localizar una sección lo bastante pequeña para poder defenderla. No importa qué tan exitoso seas, nunca actúes como líder. Estar preparado para retirarse en el momento que se le avise. Agresividad.
  • Innecesarias: este tipo de intervenciones son aquellas en las que el insulto se mezcla con reivindicaciones que no tienen nada que ver con el tema de la sesión.

Estas cuatro estrategias son difíciles de encontrar en estado puro y lo lógico es que se mezclen, en especial en las estrategias defensivas –puesto que suelen contar con estrategias para desviar la atención como el ataque o el flanqueo–.

PP: era el único partido que podía intervenir en cualquier momento y sin límite de tiempo. No obstante no ha hecho un uso abusivo del mismo. La estrategia del Presidente del Gobierno ha sido inteligente. Ha buscado defenderse tratando de adelantarse a los movimientos del resto de partidos. Puesto que las declaraciones habían sido numerosas en los días previos, sabía lo que cualquier portavoz le criticaría y cómo lo haría. Como todos los partidos políticos habían transmitido el mensaje de que Rajoy no hablaría de Bárcenas, haciendo que los ciudadanos pensasen que esto sería así, el presidente ha hecho lo que nadie esperaba: hablar de Bárcenas desde el principio y empezar atacando al resto de partidos condicionando sus intervenciones (“la mejor defensa es un buen ataque”): “pedirán mi dimisión diga lo que diga”, “traen al congreso debates estériles con informaciones parciales”, “prefieren no esperar a que se conozcan los hechos por si no son de su agrado”. Así, empezó a utilizar repetidamente citas de Rubalcaba en referencia a temas de corrupción de su partido, que concluía con un “fin de la cita”. Acto seguido comenzó a transmitir el mensaje de que hay que cambiar el tema, puesto que hablar de corrupción política en el gobierno (dado que según Rajoy es falsa, al menos hasta que los tribunales digan otra cosa) debilitaría la imagen de España y perjudicaría a su recuperación: “no he comparecido hasta hoy porque podía causar un mal en nuestro crédito exterior”, “la moción de censura produciría daños irreparables a la marca de España”, “hablar de corrupción puede limitar la recuperación económica”, “nuestra situación económica es demasiado complicada y no hay que jugar con ella”. Sigue leyendo

¿OTRO PASO HACIA EL FINAL DEL BIPARTIDISMO?

Hace algo más de un mes publicamos un artículo en el que explicábamos la situación de “crisis” que está viviendo el bipartidismo en España. Con la publicación del CIS de abril dicho análisis queda actualizado con este artículo por la relevancia de los datos que presenta.

La estimación de voto muestre que el Partido Popular está en el 34% (entre 3,6 y 9,7 puntos por encima del resto de sondeos) y el Partido Socialista en el 28,2% (entre 1,1 y 7,3 puntos por encima del resto de sondeos). En las siguientes gráficas podemos ver que tanto para el PP como para el PSOE, el CIS está siendo muy prudente. En el caso del PSOE, siempre lo está mantiendo entre las posciones más altas de lo que indican el resto de sondeos. Pero en el caso del PP, el dato de abril abre una brecha entre el resultado del CIS y el del resto de sondeos. Lo que parece indicar que está siendo muy prudente al realizar las estimaciones o que su modelo para realizar las estimaciones no se adapta a la realidad cambiante en la que estamos inmersos.

Diferencias de estimación entre el CIS y el resto de sondeos

Diferencias de estimación entre el CIS y el resto de sondeos con medias móviles.

Sigue leyendo

EL BIPARTIDISMO ANTE EL ABISMO

La situación política en España abrió el año 2013 pasando por su peor momento. Nunca antes la suma de las respuestas que el CIS formula como los principales problemas del país (Corrupción y fraude, Los políticos y la política general y El Gobierno y los partidos políticos) había sido tan alta (La Vanguardia, 12.01.2013), sumando 50,2 puntos de 300 posibles. Tras el último sondeo del CIS (estudio 2976, enero) el pico sigue creciendo y llega a los 51 puntos. Teniendo en cuenta que el paro y los problemas económicos representan 180,2 puntos, estamos ante el segundo gran problema de los españoles. (El barómetro de Marzo del CIS 2978 ya estableció como segundo gran problema de los ciduadanos a la “corrupción y el fraude”).

Esta situación a la que hemos llegado tras la falta de capacidad de los últimos dos gobiernos (primero del PSOE y luego del PP) se ha reflejado en los electores de ambos partidos. De este modo la suma de los votos a los dos grandes partidos fue en retroceso desde el mismo día de las elecciones con picos que llegan a casi -26 puntos de voto (en el sondeo de El País del 13.01.2013), como podemos observar en la siguiente gráfica que incluye los sondeos desde las elecciones generales del 20N.

Evolucion voto PP y PSOE

Evolución de la suma de los votos de PP y PSOE desde las Elecciones Generales de 2011

Sigue leyendo

PSC Y EL DEBATE SOBERANISTA: UN ESTUDIO SOBRE LA IDENTIFICACIÓN PARTIDISTA Y NACIONALISTA DE SU ELECTORADO

Autor: José María Ramírez

La declaración del Parlament de Cataluña sobre el derecho a decidir ha abierto una guerra interna entre el PSOE y su filial  allí, el PSC. Durante estos días, se han sucedido las noticias sobre las diferentes reacciones a la tensión nacionalista de los líderes de ambas formaciones, incluso iniciando reuniones para firmar un nuevo convenio entre estas dos.

En ese sentido parece preguntarse cuál debe ser el papel de esta formación dentro del imaginario colectivo de la ciudadanía catalana. En este estudio intentaremos responder a alguna de las cuestiones que los medios de comunicación han puesto sobre la mesa: ¿cuál es el papel que debe jugar el PSC dentro del debate soberanista? Para ello, con algunas de las técnicas del marketing electoral intentaremos dar respuesta a esta pregunta.

Así, con ayuda de la encuesta preelectoral de las elecciones autonómicas catalanas de 2012 (nº 2965) del Centro de Investigaciones Sociológicas, intentaremos responder a la cuestiones más importantes. La limitación de no poder trabajar todavía con una encuesta rutinaria, de mitad de legislatura, no electoral (ni siquiera con la postelectoral, puesto que todavía el organismo oficial no ha publicado los datos) impide una mejor aproximación; pero, al menos, con la preelectoral podemos obtener conclusiones importantes.

Identificación nacionalista e identificación partidista

Sin duda, tras la pérdida de ocho escaños por parte del PSC y doce por parte de CiU, los grandes derrotados de estos comicios, no se ha producido un cambio de la agenda política de ambos partidos (ni la mediática, a tenor de la abundancia de noticias en la materia en los medios de comunicación), especialmente del segundo. Si durante la campaña electoral, el debate soberanista centró la vida pública catalana (especialmente para CiU), dejando la economía para un segunda plano; este mismo tema copa los asuntos centrales de la legislatura. No se pretende observar aquí el efecto de este tema de la agenda política sobre el voto del PSC durante las pasadas elecciones, sino ofrecer algunos datos que ayuden a ofrecer una conclusión sobre la postura más beneficiosa electoralmente para la formación para futuros comicios.

En primer lugar, procederemos a observar a la ciudadana dentro de un modelo unidimensional (en términos de Anduiza y Bosch, 2004), simplificado dentro de una escala de cinco componentes con respecto a su posición (identificación) dentro del sentimiento nacionalista. En ese sentido, en el gráfico siguiente se ha dispuesto a la población encuestada dentro de un eje desde “me siento únicamente español” a “únicamente catalán”. Así podemos observar cómo “tan español como catalán” es el tramo con mayor presencia (37,6%), antes que “más catalán que español” (24,8%) y “únicamente catalán” (24,4%).

Identificación partidista de los ciudadanos de Cataluña, con respecto a su posición nacionalista

Sigue leyendo

¿AFECTA LA CORRUPCIÓN AL VOTO DE LOS PARTIDOS IMPLICADOS?

Autor: Álvaro Marchante

Los escándalos de corrupción están siendo uno de los temas más importantes de la actualidad. Hace unos días el periódico El Mundo publicó un artículo en el que analizaba el tamaño que ocupaban los casos de corrupción en distintos medios. La conclusión es que desde que comenzó el año la corrupción ha ocupado buena parte de las portadas de la mayoría de diarios.

Superficie dedicada a temas de corrupción por la prensa durante el mes de Enero 2013

Superficie dedicada a temas de corrupción por la prensa durante el mes de Enero 2013

Las preguntas que algunos nos hacemos dado el caso es: ¿Importan los casos de corrupción a los ciudadanos? ¿Afecta la corrupción al voto de los partidos? ¿Cómo afecta el caso destapado a raíz de los papeles de Bárcenas al Partido Popular? Sigue leyendo