Archivo de la etiqueta: sondeos

EL BIPARTIDISMO CLARAMENTE CUESTIONADO EN LAS ELECCIONES EUROPEAS

Si algo ha quedado claro después de conocer los resultados de las elecciones europeas es que los ciudadanos han querido castigar al bipartidismo por haberse mostrado ineficaz tanto para afrontar la crisis económica como para estar cerca de los ciudadanos. Ni siquiera han llegado al 50% de los votos entre PP y PSOE (llegaron al 49%).

Los resultados para España han coincidido parcialmente con las estimaciones que hicimos.  Las variaciones más importantes se han podido producir por el aumento contra todo pronóstico en la participación así como por la entrada de nuevos actores que prácticamente nadie tenía en cuenta cuando se realizaron, especialmente Podemos.

  • El Partido Popular ha perdido 16,1 puntos (una pérdida del 38%) respecto de las elecciones europeas del 2009 y 18,6 (42%) respecto de las elecciones generales del 2011. Sólo ha obtenido el 26,1% de los votos, cuando prácticamente todos los sondeos le daban varios puntos por encima del 30%. Ha perdido votos en todas las comunidades, con especial fuerza en Murcia (24,0 puntos) y en la Comunidad Valenciana (23,1 puntos). Donde menos ha perdido fue en Cataluña (8,2 puntos) y País Vasco (5,8 puntos), lugares donde menos votos había obtenido en elecciones anteriores (no obstante, la bajada en votos porcentualmente en Cataluña es la más pronunciada). Cañete no ha sido suficiente para contrarrestar el enfado de la ciudadanía hacia el PP, aunque tal vez hayan sido sus desafortunadas palabras sobre las mujeres lo que hayan hecho cambiar a muchos electores de opinión
  • El Partido Socialista no ha salido mejor parado que el PP y todavía sigue buscando su suelo electoral. Algunos sondeos de fuentes cercanas al PSOE empezaron a publicar que estaban por delante del PP y las encuestas de los medios de comunicación decían que podían quedar cerca. Finalmente, sólo obtuvo el 23% de los votos (15,8 menos que en 2009 y 5,8 menos que en 2011). Ha perdido votos en todas las comunidades y sólo si comparamos con las elecciones generales de 2011 encontramos alguna donde ha mejorado ligeramente en Ceuta (+2,4 puntos), Extremadura (+1,6) y Cantabria (+0,9). Donde más votos ha perdido (comparando con las europeas de 2009) ha sido en Cataluña (21,7 puntos; su posición indeterminada sobre la consulta le han perjudicado notablemente; también es donde más baja en comparación con las elecciones generales del 2011: 12,4 puntos menos; sólo ha obtenido un 14,3%).

Variacion entre elecciones europeas Sigue leyendo

LA ABSTENCIÓN COMO PROTESTA

Autor: Álvaro Marchante

La sociedad está enfadada con los políticos y su forma de demostrarlo se va evidenciando en los sondeos. El 43% de los entrevistados no sabe a quién votará o no lo haría y el promedio de la legislatura es del 37,2% (en las dos legislaturas de Zapatero el valor promedio fue de 26,4% y para las dos de Aznar de 28,1%, según los datos del CIS).

Estos datos han llevado a los analistas a especular que podría producirse la mayor abstención de la historia de la democracia. Y podrían tener razón, puesto que escasamente el 50% de los encuestados (CIS 2993) ve probable votar a algún partido en la actualidad (con un valor igual o superior a 6 en una escala de 0 a 10 para cualquier partido); en la encuesta preelectoral del CIS (2925) del 2011, esta probabilidad era de casi el 69%, exactamente el dato de participación de dichas elecciones.

Desgraciadamente, esta pregunta es muy escasa en los sondeos y por tanto no podemos comparar los datos. No obstante, hemos creado una escala que sí nos lo permite con las siguientes categorías:

  1. Personas que siguen absteniéndose (lo hicieron en 2011 y lo harían hoy de haber elecciones): entre el 9 y el 11% durante la legislatura. Cerca de la mitad no se posiciona ideológicamente y más de un 25% en el 5, es decir, la ideología no les resulta determinante. Valoran muy mal a todos los líderes políticos (por debajo del tres). Se ha multiplicado por seis en esta categoría las personas que ven a la corrupción como el primer problema de España (pasa del 2,1% al 13,3%). Menos del 10% ve probable votar por algún partido. Estas personas están fuera del sistema y parece que no quieren entrar en él.
  2. Nuevos abstencionistas (votaron en 2011 y dejarían hoy de hacerlo): entre el 7 y el 13%. Se mantienen constantes en torno al 30% los que no se posicionan ideológicamente, a pesar del incremento. Es decir, es el público menos ideologizado el que va optando por esta categoría. No obstante, el mayor incremento se ha dado entre las personas que se consideran de derechas (de 7 a 10). La media de edad cada vez es más alta, lo que nos indica que las personas mayores (las consideradas como más fieles en su voto) comienzan a desmovilizarse. El número de parados que pasa a la abstención se ha doblado. Valoran cada vez peor a Rajoy y a Rubalcaba (en torno al 2), Cayo Lara y Rosa Díez están mejorando su valoración en este grupo (superando al 3 y al 4 respectivamente y creciendo). Los que ven la corrupción como el primer problema se han multiplicado por 4 (pasa del 3,2 al 12,9%). Sólo el 25% ve probable votar a algún partido. Este grupo está prácticamente fuera del sistema.
  3. No saben todavía a quién votarán: entre el 13 y el 22%. La mayoría sabe posicionarse ideológicamente, pero es también el grupo que más se posiciona en el centro. El número de parados que elige esta categoría se ha doblado. Rajoy también ha quemado su imagen en este grupo (cerca del 2), Rubalcaba no consigue mejorar su posición (al contrario, está cerca de bajar del 3), mientras que Cayo Lara se mantiene estable (cerca del 4) y Rosa Díez empeora ligeramente su imagen (bajando del 4,5 al 4). Es la categoría que menor importancia da a la corrupción como primer problema. Sin embargo, los que valoran al paro como el primer problema personal han aumentado en 13 puntos (del 28,6% al 41,7%). Sólo el 32% ve probable votar a algún partido (en el sondeo preelectoral de 2011, el dato era del 43% –de los cuales terminó votando el 78%–, lo que nos viene a decir que este grupo se está desmovilizando).
  4. Seguirían votando (votaron en 2011 y votarían ahora): entre el 47 y el 60%. Más del 90% se autoposiciona ideológicamente y es la categoría que menos se define como 5 de ideología (punto considerado neutral). Es decir, estas personas son las más ideologizadas y las que menos se están desmovilizando. Ha caído en torno a tres puntos el número de parados que seguiría votando. Rajoy está empeorando muy notablemente su valoración (ya está por debajo del 3), Rubalcaba se mantiene (sobre el 3,5), Cayo Lara y Rosa Díez se mantienen (por encima del 4). El 74% ve probable votar a algún partido –no obstante, en la encuesta preelectoral este dato era del 86%–.
  5. Resto (fundamentalmente nuevos votantes, personas que se abstuvieron y hoy votarían o los que no contestan): entre el 9 y el 10%. No destacan por nada en particular en la ideología. La mitad estaría dispuesta a votar a algún partido –datos  similares a los de la encuesta preelectoral del 2011–.

Tabla categorias votantes Sigue leyendo

LOS PARTIDOS POLÍTICOS TENDRÁN QUE PASAR A UN SEGUNDO PLANO

Autor: Álvaro Marchante

Los ciudadanos españoles han perdido la fe en los políticos de los partidos mayoritarios. El PP y PSOE, que en las últimas dos décadas cada vez obtenían más votos, están a punto de perder aquello que les hace, o al menos les hacía, fuertes: su condición, aceptada socialmente, de partidos mayoritarios. Pero no es algo por lo que debamos alarmarnos, es una fase del proceso histórico habitual en numerosas democracias.

La pérdida de votos que continúan arrastrando tanto el PP como el PSOE en los sondeos publicados desde las últimas elecciones generales son una muestra cortoplacista de ello (Tabla 1). Una mirada más profunda del desgaste del sistema establecido con los partidos mayoritarios como centro de hacer política, la podríamos encontrar en los indicadores de confianza de las labores desempeñadas por los partidos que han estado en el gobierno y los principales partidos de la oposición en cada momento que nos muestran un continuo retroceso (Tabla 2).

Tabla 1 - Suma PP y PSOE en los sondeosTabla 2 - Confianza gobierno - oposiciónSi el desencanto político continúa o se agrava, la “casta política” no se renueva, los ciudadanos continúan con sus protestas, la economía no mejora pese a las continuas reformas y las instituciones democráticas siguen perdiendo confianza, los ciudadanos comenzarán a buscar otras formas de elegir a sus líderes (Nie, Verba y Petrocik, 1979). Un cambio en la forma de percibir la política no es imposible, ya ocurrió en Estados Unidos, en Francia, en Reino Unido así como en numerosos países de Latinoamérica. Los partidos políticos no siempre son el referente por el cual se vota a un proyecto o a otro.

Con unos partidos políticos mayoritarios con graves acusaciones de corrupción y unos líderes que rondan el 2-3 de valoración y con una desconfianza superior al 80%, lo normal es que haya un cambio de paradigma político. Sigue leyendo

PSC Y EL DEBATE SOBERANISTA: UN ESTUDIO SOBRE LA IDENTIFICACIÓN PARTIDISTA Y NACIONALISTA DE SU ELECTORADO

Autor: José María Ramírez

La declaración del Parlament de Cataluña sobre el derecho a decidir ha abierto una guerra interna entre el PSOE y su filial  allí, el PSC. Durante estos días, se han sucedido las noticias sobre las diferentes reacciones a la tensión nacionalista de los líderes de ambas formaciones, incluso iniciando reuniones para firmar un nuevo convenio entre estas dos.

En ese sentido parece preguntarse cuál debe ser el papel de esta formación dentro del imaginario colectivo de la ciudadanía catalana. En este estudio intentaremos responder a alguna de las cuestiones que los medios de comunicación han puesto sobre la mesa: ¿cuál es el papel que debe jugar el PSC dentro del debate soberanista? Para ello, con algunas de las técnicas del marketing electoral intentaremos dar respuesta a esta pregunta.

Así, con ayuda de la encuesta preelectoral de las elecciones autonómicas catalanas de 2012 (nº 2965) del Centro de Investigaciones Sociológicas, intentaremos responder a la cuestiones más importantes. La limitación de no poder trabajar todavía con una encuesta rutinaria, de mitad de legislatura, no electoral (ni siquiera con la postelectoral, puesto que todavía el organismo oficial no ha publicado los datos) impide una mejor aproximación; pero, al menos, con la preelectoral podemos obtener conclusiones importantes.

Identificación nacionalista e identificación partidista

Sin duda, tras la pérdida de ocho escaños por parte del PSC y doce por parte de CiU, los grandes derrotados de estos comicios, no se ha producido un cambio de la agenda política de ambos partidos (ni la mediática, a tenor de la abundancia de noticias en la materia en los medios de comunicación), especialmente del segundo. Si durante la campaña electoral, el debate soberanista centró la vida pública catalana (especialmente para CiU), dejando la economía para un segunda plano; este mismo tema copa los asuntos centrales de la legislatura. No se pretende observar aquí el efecto de este tema de la agenda política sobre el voto del PSC durante las pasadas elecciones, sino ofrecer algunos datos que ayuden a ofrecer una conclusión sobre la postura más beneficiosa electoralmente para la formación para futuros comicios.

En primer lugar, procederemos a observar a la ciudadana dentro de un modelo unidimensional (en términos de Anduiza y Bosch, 2004), simplificado dentro de una escala de cinco componentes con respecto a su posición (identificación) dentro del sentimiento nacionalista. En ese sentido, en el gráfico siguiente se ha dispuesto a la población encuestada dentro de un eje desde “me siento únicamente español” a “únicamente catalán”. Así podemos observar cómo “tan español como catalán” es el tramo con mayor presencia (37,6%), antes que “más catalán que español” (24,8%) y “únicamente catalán” (24,4%).

Identificación partidista de los ciudadanos de Cataluña, con respecto a su posición nacionalista

Sigue leyendo